INCERTIDUMBRE: El panorama de los esports entra en un año difícil.

Los esports a nivel general están en un año muy difícil. Durante la pandemia, la industria alcanzó niveles de visualización y consumo soñados, principalmente debido a las restricciones de movilidad y a la necesidad de entretenimiento en los confinamientos de todo el mundo. Esta situación motivó a muchas empresas a generar inversiones, contrataciones e incluso desarrollos con la expectativa de que esta industria estuviera al alza, pero la realidad fue muy distinta, lo que nos ha llevado a una recesión mundial de los deportes electrónicos.

Nuestra liga no está exenta de esto. Riot Games anunció hace poco el despido de más de 500 empleados con unos excelentes planes de compensación y muchas reformas a su modelo de negocio en diferentes juegos, e incluso la cancelación de proyectos como su propia plataforma para streaming de esports. De igual forma, la LLA anunció que la final de Apertura 2024 se jugará en el mismo estudio de Artz Pedregal en Ciudad de México, cuando en el imaginario colectivo se consideraba que esta se jugaría en otro país diferente de donde jugamos la liga, todo eso enfocado en la reducción de gastos y en la búsqueda de un escenario más sostenible para la escena competitiva.

Gracias a Esports Charts (EC) y sus estadísticas nos podemos hacer una comparación sencilla entre el arranque del 2024 en comparación con 2023. Según EC, el primer partido del 2023 fue de Estral vs. Isurus, y tuvo un pico de 53 770 espectadores, mientras que el primer partido de 2024, Estral vs. Movistar R7, tuvo un pico de solo 34 594, lo que lleva una reducción de visualizaciones de alrededor del 35% con respecto al mismo evento en el año anterior. Si bien el dia de ayer hubo un aumento significativo en la partida de Movistar R7 vs Estral llegando a 42 880, aun estamos lejos de las cifras del año anterior. Si hacemos una vista general de algunas de las ligas de todo el mundo con respecto a visualizaciones, obtenemos lo siguiente

🔹

Datos de 2023

🔸

Datos de 2024

Dentro de las ligas analizadas por los datos disponibles en EC, se aprecia que las únicas ligas que tuvieron contracción de viewers fueron la PCS y la LLA. Si analizamos a nuestros vecinos de la CBLOL, ellos han registrado un incremento significativo en el consumo de su producto, teniendo un crecimiento superior al 35%, además, la liga que más creció fue la LEC con un crecimiento superior al 60%. Si bien se ha presentado una mejora en la producción de la liga (o ese parece ser el consenso general de la audiencia en redes sociales), hay un déficit de visualizaciones en la LLA, sin embargo, esta parece ser una tendencia anual al inicio de las ligas, las cuales siempre aumentan con el pasar de las semanas competitivas.

También existen rumores sobre el camino que Riot tomará para el desarrollo de sus ligas, como ese que versa sobre una posible fusión entre LLA, CBLOL y LCS, lo cual no parece tan descabellado teniendo en cuenta el establecimiento de las regiones en el competitivo de Valorant. Otros hablan que desde Riot buscan el retiro del cupo directo a MSI y Worlds de la LLA, pero estos últimos no dejan de manejarse como escenarios extremos o con poco fundamento actual. Lo cierto es que tenemos una liga con equipos que hacen un gran esfuerzo por mantenerse a flote, que cuenta con patrocinadores que buscan un retorno de inversión y lo único que les queda es que presenten un producto que sea atractivo y de calidad para que se expanda, tal y como lo ha hecho la CBLOL.

Desde afuera de la liga lo único que podemos hacer es seguir apoyando la escena y esperar que todos los cambios sean para mejor y se implementen de la mejor manera, pero también ser críticos, en el sentido de que todos queremos lo mejor para nuestro ecosistema. ¿Estamos en crisis? Pues yo no diría eso, pero si estamos en un momento de incertidumbre del cual solo el tiempo dirá lo que se viene encima.