¿Amenazas de muerte en el Tier 2? Se desata una polémica que involucra a jugadores y un dueño de un equipo de la Liga Regional Norte de League Of Legends Latinoamérica

En el tier 2 del competitivo de League of legends Latinoamérica se dio una gran polémica que involucra amenazas y muchas cosas más. Todo comienza porque el jugador Feng jungla de DSC 3V (Descuydado Esports y 3V)., publica un twit donde dice que lo amenazan de muerte por “lekear un contrato” Feng

En twitter se estuvo hablando sobre la filtración de un contrato el cual tenia unas cláusulas polémicas entre las que se encontraban que al rescindir el contrato se podían presentar penalizaciones de hasta 15 meses del competitivo y multas del 20% de las del valor cláusulas retención.

En medio de las acusaciones se vió involucrado Carlos Delmas, dueño de 3V, el cual negó que esa cláusula fuera real pero de debido a comentarios se desató otra polémica en redes en la que Carlos aseguraba que el jugador ichiwin había sido reemplazado en algunas scrims debido a que se encontraba en estado de alicoramiento.

A esto se le suma que al jugador Kantoshi denunció que unas cuentas fakes aparecieron insultando a feng y otros jugadores luego de la polémica e incluso ofreciendo 3.000 USD para las personas que compartieran datos como la dirección de las casas de los jugadores.

Toda esta situación empeora luego de que Feng comparte unas capturas donde presuntamente Carlos, el CEO de 3v amenaza con romperle las piernas, tal y como se muestra a continuación.

A raíz de toda esta polémica en redes las partes involucradas entraron al stream de Xsonic (@xsoniclol) para dialogar y tratar de llegar a un acuerdo.

Carlos Delmas, ceo de 3v comentó que sus negociaciones con Feng iniciaron en diciembre. En enero Feng pidió un adelanto de 1600 USD por motivos de una situación personal a lo que Carlos accedió. A los jugadores se les estableció un salario de pretemporada de 300 dolares mensuales y ellos pidieron participar en el torneo Ignite Challenge de forma gratuita y voluntaria. Carlos, acepta y a demas les ofrece un bono especial y la totalidad del premio si logran ganar el torneo.

Luego comenta que ha tenido muchos problemas por la forma de ser de Feng, tanto asi que 3 coachs y un asistente presuntamente renunciaron por diferencias con el jugador.El cuarto y nuevo coach del equipo ya decide de que Feng no debe seguir debido a situaciones que afectaban al equipo y su falta de profesionalismo en la que comenta que presuntamente el jugador no cumple con los criterios de compromiso que pide la organización.

Carlos también asegura que las capturas son sacadas de contexto y que en ningún momento amenazó a Feng con romperle las piernas. Carlos encargó un contrato a un despacho de abogados que no están especializados en casos de esports por lo que el contrato enviado fue un borrador para correcciones y que los jugadores tenían libertad de hacer cualquier contrato.

Por su parte, Feng negó todo lo anterior, argumentando que a la fecha ningún jugador tiene un contrato firmado y que él no firmó ningún contrato debido a que había que hacerle modificaciones y aseguró de que Carlos le dio luz verde para modificar los contratos solo después de los problemas en redes sociales.

En un momento confuso de a conversación en el stream hubo hasta maullidos como se puede apreciar en el siguiente clip :

Luego el stream ya se fue un poco a comentarios personales alejados de la situación. Tanto así que hubo un fuerte intercambio de palabras entre Kantoshi y Carlos. Al concluir la conversación no se llegó a ningún acuerdo entre las partes involucradas por lo que según los mismos, esta situación escalará a instancias legales correspondientes asi como la intervención de Riot Games y LVP.

Situaciones como esta solo dejan mal parado el estado actual del ecosistema de los esports en latam. Desde nuestro medio esperamos que esta situación se solucione.